Batidos de verano

De la Gastronomia, la cultura de la comida y similares, nunca dejamos de aprender y descubrir nuevos sabores, formas, texturas y buqués (entendiendo buqué como el conjunto de sabores, aromas y texturas que un alimento produce en boca).

Creo que podemos decir que mi pasión por la Gastronomia viene de familia, y es de ellos de los que siempre he aprendido, aprendo y siempre aprenderé.

Cuando vuelvo a casa de mis padres, a parte de encontrarme con esos platos fijos de su nevera, siempre hay algo nuevo por probar. Y fue en mi ultima incursión familiar donde me sorprendieron de nuevo con una receta. En este caso, con historia, ya que viene de hace años, cuando vivíamos en San Francisco, donde solíamos ir a merendar unos “milkshakes” de morirse. Nosotros éramos niños, y tirábamos a esos sabores de niños, el chocolate, vainilla y demás dulces infantiles mientras mi madre se adentraba a probar diferentes sabores, para finalmente quedarse con este que hoy os “traigo” con alguna modificación.

Cherry MilkShake – Batido de Cereza

20120711-180922.jpg

En el lugar del que os hablaba, lo hacían con helado de cereza, leche y cerezas frescas, y la verdad que estaba muuuu rico, pero mi madre prescinde del helado, y simplemente bate mucho tiempo unas buenas cerezas frescas sin el hueso, con mucha leche fresca.

Yo he querido jugar un poco con los aromas de las especies. Para ello, puse medio litro de leche en un cazo, con cardamomo y nuez moscada rallada. Al fuego, lento que no tenemos prisa. Este paso, si os animáis a probarlo, es mejor prepararlo con antelación, para poder enfriarlo correctamente. Dejaremos que hierva a fuego lento durante 15 minutos. Removemos y dejamos que atempere para meterlo en la nevera y que la leche se enfríe.

Con la leche fría, deshuesamos las cerezas. Es entretenido, pero el resultado bien merece la pena.

Metemos en la thermomix, o vaso de batidora y cubrimos con la leche. Dependiendo de como os guste de espeso podéis añadirle mas leche, pero el MilkShake de toda la vida es espeso. Una vez hemos cubierto de leche, batimos bien, y cuando digo bien es mucho tiempo y al máximo. Os diría que mínimo 5 minutos.

Queremos conseguir que la cereza emulsiones con la leche para obtener una textura cremosa, con espuma.

Después de batir, servimos y a disfrutar!!!

20120711-180941.jpg

20120711-180951.jpg

© 2012, pozu. All rights reserved.

Share this:
Share this page via Email Share this page via Stumble Upon Share this page via Digg this Share this page via Facebook Share this page via Twitter
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
This entry was posted in Desayunos, Meriendas, Postres, Thermomix and tagged , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>